November 28, 2005

CARNE CRUDA I: al teléfono


UN TRAVESTI NACE, NO SE HACE

Mira, Paola, yo te cuento la firme. Resulta que el tipo o tipa esa que me mandaste pa’ conversar pa’ que yo le sacara el rollo, me dejó marcando ocupado. El rollo estaba enterito velado. Ya te cuento. El tal Roberto, o la Roberta esa que trabajaba de asistente en la oficina de tu amiga…Esa, poh. Esa que se le perdió el yo y no sabe lo que tiene entre las piernas. Yo cacho que no sabe qué hacer con su vida. Se le murió la vieja y salió del clóset. Tú cachai. Me empezó a contar y yo bien seria la escuchaba nomás. Le decía aysíquépenameda o entonces le movía la cabeza mientras trataba de que no se me saliera una chuchá. Porque es desequilibrada. Sabís que no podía quitarle los ojos de encima y pa mis adentros pensaba aéstasololaaguantoporquemelamandólapao. Claro, poh, nadie puede vivir todo el tiempo dependiendo de la vieja. Principalmente cuando la vieja es más loca. Imagínate que la mamá del personaje ese, era de cuento. Tenía una mina. Y la tal Roberta no cachaba nada. Yo ya podía ir viendo lo que anunciaba cuando me empezó a contar el drama. Putas! Si todas las trans tenemos un drama detrás de una. Empecé a picarme. Me piqué.
Estos huecos culiaos traumaos son los que desprestigian el género. Yo a ella, puro que la enterraría viva para que no hable más. Si tuviera que hacerle una ficha y evaluarla, escribiría localocalocaloca.
Voy a tratar que me cuente más de la tranca que tiene, saber si está cagá de la cabeza o solo es una perdía más. Porque después de 37 años querer ser mujer y andar con dudas sobre si quiere ser monja. ¡Imagínate! Pa’ mí que es virgen y no cacha como justificar la tontera. Un travesti nace, no se hace. No sabe si quiere nombre artístico o de santa.
Somos diablas nosotras las trans. Ya te he dicho, Paola, las cachamos todas. Ella no se acepta a sí misma. Quiere operarse. No quiere que la cataloguen como la del montón solo porque es profesional y tiene estudios. Pa’ todo tiene un problema. No le gusta la palabra travesti. No quiere ser parte de la agrupación. No se asume ni como cola ni como trans. De qué le sirve haber estudiado tanto si no es ni feliz. Y pa’ más remate, la loca no tiene idea que sacarse los cocos de abajo es peor porque se te va una parte del coco de arriba… no sé cómo pero yo cacho que todo está conectado. Y si a ésta ya le patina un poco, imagínate si se opera. De estas locas, las calles están llenas. Mejor que ni se nos acerque mucho porque nos hace un favor. Ahora yo te digo, si se hubiera acercado a otro grupo de colas más pesadas, como pa’ conversar como lo hizo conmigo, yo creo que a estas alturas ya le habrían sacado la cresta. La dejan toda moreteada y la roban entera. Porque las trans de la calle somos así de duras en general. Aunque pa’ mí, tú cachai, etapa superada. Ya las vi todas.
Pero, Paola, de la que te quería contar, es de la Valeria, que es de circo. Esa sí es valiente y asumida. Sin estudios pero chora es la Valeria. Y tú cachai, poh, se volvió empresaria.

1 comment:

Panchy said...

hola pao, muy bueno este blog que tenes, es muy gracioso y divertido.... de donde sacas tremendas ideas???? jajaja bueno nada que lastima que este año no te vi pero me parece que vamos a ir a santiago....
besos
panchy(de tandil,argentina)