July 16, 2007

otra maravilla del mundo


Era mi tercera vez. No sabía cómo convencer a Pablo de que valía la pena y que estotalmentediferente en vivo. Las fotos aquí, son un aperitivo. Casualidades del viaje, por esas cosas que suceden en la patagonia... tuvimos que ir a las capillas de mármol. Deliciosa obligación. Éramos tres en el bote y había parado de llover y no soplaba el viento. Al menos no como el día anterior. Había poca gente. El lago nos movía como un botecito de papel. Hay que ir para saber. Para opinar. Para no volver o para detenerse siempre que se pase por ahí. ¿Las capillas de mármol durarán muchos años más? No lo sé. Algo afectarán los temblores de Aysén. Algo esculpe el agua y el viento. Mi abuelo dice que no morirá tranquilo porque vivió tantos años en la patagonia y no vio de cerca, no tuvo la oportunidad de ir a ver el glaciar Perito Moreno. Conozco gente que vive en la región y no ha visto las capillas de mármol. ¿La verdad? Hay que ir. Si pueden, vayan.






Pablo perdió el habla cuando el botecito empezó a acercarse. La primera vez no se olvida, dicen. Así nos pasó con mis hermanos la primera vez por esos lados. No creo que alguien se arrepienta. Esta entonces, es una de las recomendaciones de viajes... Por la carretera austral, luego de llenar el estanque (parada obligatoria) en Puerto Tranquilo... se sigue hacia el sur, acompañando los tonos del lago general carrera (chelenco) por el lado del piloto. Y unos quince o veinte minutos más adelante, un pequeño cartelito hecho a mano indica la bajada bien parada hacia la izquierda. Hay que bajar despacio y admirando el paisaje. Entonces, la familia dueña del terreno, arrienda el bote a motor para el paseo. Entonces todo lo que digo aquí no es nada... nadie más tiene que decir nada, hay que estar ahí.






8 comments:

Augusto said...

Hola, que bueno encontrarse con conocidas por estos lados. ¡Que lindas las fotos! Un abrazo, que estés muy bien

luna said...

Qué belleza!!!!!! algún día ir´´e sé que pasará...
Besos

Sureando said...

Muy certero el nombre "capillas de m�rmol", debe ser maravilloso estar ah�. Tiene raz�n tu abuelo, a veces vivimos cerca de maravillas y no las conocemos y hay gente que da la vuelta al mundo para llegar all�. Por ejemplo en Magallanes debe haber un alto porcentaje que nunca ha ido a las Torres del Paine y s� viaja a otras partes, incomprensible. Saludos cari�osos, lindas fotograf�as.

El Guanaco Volador said...

Paooola...querida...tenemos taaantos lugares comunes.

¡¡¡Qué lugar!!!

Gracias por pasarte "por casa"

Cuatro besos y dos abrazos

Blas Torillo said...

¡Yo quiero ir!

Me encantó tu manera de enamorame de un lugar del que no tenía idea.

Ojalá pueda ir... Ojalá.

Besos Paola.

Matvi. said...

Iré, a como dé lugar.

paola said...

este lugar es precioso! además, el camino para llegar es increíble... realmente recomendable... si necesitan datos de algún tipo para ir en alguna oportunidad, no duden en escribirme!
un abrazo y gracias por sus visitas!

Pamela said...

Es tal y como lo describes Paola. Es uno de los lugares más lindos que he visto. Ahí sí que el fotógrafo juega con ventaja, obturar y obturar no más. Es como un vértigo. No importa el viento y el frío y el agua que nos mojó para llegar hasta ahí, todo valió la pena.