May 21, 2008

un abrazo


ayacara, 2003


Cenizas, lluvias, nieve. Aislamiento. Siempre aislados. Sin caminos. No era Chile. Familias que fueron obligadas a huir. Gente que vivía tranquila, que no pedía mucho, que no llamaba la atención. Hoy están en las portadas de los diarios, en televisión, en el living de las casas, en las sobremesas. ¿A quién realmente le importa?


¿Qué te llevarías si tuvieras que arrancar? Salven a los animales. Sálvese quien pueda.


¿Qué pasa con los otros? ¿Con los que nos salen en las noticias? Queda tanto por saber. Qué pasa con Huequi, Buill, Poyo, Ayacara... ? ¿Siguen aislados? No salen en las noticias porque nadie puede llegar a reportear.... solo por eso. Porque llega poca gente. En verdad, duele, pero a muy pocos les importa realmente lo que pasa con las personas fuera de Santiago. No pasan de los discursos. Lo que está fuera de la tele, no tiene importancia. las ovejas no votan.



Hoy se pierde flora, fauna. Se pierde la casa, el chaleco regalón. No alcanzan a despedirse del perro, del gato o del pollito. Todo puede renacer.

hornopirén, 1999

No dejemos que se pierda la cultura, por favor. La dignidad. Ahora que sabemos que existen estas personas, que tienen nombre, apellido, historia... que hacen patria. ¿Qué nos enseñan?


Me siguen enseñando a querer lo que tengo, lo que he construido. ¿Cuál es la lección? La solidaridad, la consciencia. Yo aprendo a no necesitar más. Yo puedo vivir con menos y compartir más. No me importa que suene cursi.


La diginidad no se pierde. Ni se pierde lo comido, lo cantado y lo bailado. no perdamos la cultura. El volcán nos da la opotunidad de ser mejores personas.



caleta gonzalo, 2003
futaleufú, 2008

Un abrazo a la señora Hilda de Ayacara. Un abrazo a la profesora de inglés de Chaitén y a su familia. Siempre los recuerdo desde que nos rescataron en un accidente que tuvimos el 2003 en el camino entre chaitén y caleta gonzalo. Iban en sentido contrario y se devolvieron para ayudar, sin importar quienes éramos. Un abrazo al señor de la camioneta que partió en la noche de vuelta, bajo la lluvia, acompañándonos para sacar el auto de la quebrada. un abrazo a la señora de la pensión que nos dio un plato de sopa para pasar el frío y nos sacó de la lluvia. Un abrazo al señor del Quijote, donde bailamos y cantamos hasta altas horas y que le prestó plata a una chica de santiago para que pudiera volver a su casa hace varios años. un abrazo grande al señor del correo de Futaleufú que nos ayudó a mandar semillas en una caja para no tener que pasar por la aduana. otro abrazo al señor de la vulcanización que nos cambié la rueda en febrero. un abrazo a la romina que en esos tiempos caminaba kilómetros bajo la lluvia cada día para poder ir al colegio en Buill. un abrazo a quienes una vez se les murió la familia completa con el aluvión de Buill y que hoy estarán con cenizas. un abrazo a la señora del registro civil que se enamoró de ayacara y se quedó a vivir ahí. sola. un abrazote a miguel, a juan, futbolistas de cada domingo en huequi. un abrazo a los fieles del padre raúl. a la señora -que me disculpe la memoria- que me dio un pedazo de queso para el viaje en trasbordador. un abrazo al alcalde de chaitén que se enojó una vez conmigo porque no lo quise entrevistar. un abrazo a su señora, encantadora. otro abrazo al capitán del trasbordador que una vez me llevó a Castro y que había conocido a mi abuelo en Chile Chico. un abrazo a la señora que barre la capilla todos los días aunque no haya cura disponible en meses. un abrazo a los carabineros de futaleufú que una vez me ayudaron a recorrer el pueblo y por radio se comunicaban para que yo pudiera hablar por téléfono con una persona. un abrazo a la gente que optó por quedarse tantos años... y cada vez que pasamos, está más contenta. un abrazo a cada uno. espero volver a la zona como otras veces.

un abrazo


futaleufú 2008

8 comments:

Sureando said...

Querida Paola: todos nuestros amigos blogueros, de una u otra forma han manifestado su amor, su preocupación, su solidaridad con la región azotada y desolada por el volcán, pero este homenaje que tú les haces, es único, con el amor que lo respalda, por haber conocido personalmente a esa gente, por llamarla por su nombre y por recordar cada detalle de la solidaridad y bondad de sus corazones. Te felicito, personas como tú da gusto y alegría conocer.
Un abrazo.

Patagonialink said...

¡Guaauu! Paolita...
¡Ufff!... que se puede decir después de este hermoso y profundo homenaje que has hecho a tantos héroes anónimos, que han sido duramente tratados por nuestra indomable naturaleza...
Gracias por tu maravilloso post...
Saludos, abrazos y fe para reconstruir todo lo que sea necesario. Lo más importante, es que no hay perdidas humanas... Las cosas materiales, con ayuda de todos, se pueden recuperar.
Saludos y fe en un mañana mejor.

esteban lob said...

Hola Paola:
Creo, al igual que Patagonialink, que lo principal dentro de la magnitud de esta tragedia, es que no haya habido pérdidas humanas.
Hasta ahora no había leído algo tan directo, vivencial y emocionante como tu post.

Cariños.

Ulysses said...

Conmovedora reflexión, transmites de un modo que llega al corazón, lo que han vivido esas personas.

Saludos y cariños

Pamela said...

LO dijiste todo amiga!!! El Chaitén, ha hecho su trabajo, ha logrado despertar algún alma dormida, ojalá le avive el seso también y no se olviden en Santiago que el Sur también existe y no sólo cuando tiembla la tierra y se enoja el volcán.

Un abrazo emocionado todavía por tan lindo y sentido post.

paola said...

queridos,
muchas gracias por sus cometnarios. la verdad es que creo que a muchos nos han afectados las noticias sobre chaitén... ahora y lo qué va a pasar más adelante... etc. creo que cuando uno sabe con nombre y apellido, llega más, verdad? a mí me llegó por eso, porque conocí a algunas personas de esa zona... y no voy a olvidar los recuerdos.
GRACIAS por sus generosos comentarios!!!
besos

clauarroyo said...

Este post es como un terremoto, se me mueve todo. Impresionante la cantidad de personas que conoces, eso debe ser lo más gratificante de tu profesión el contacto humano, eso que olvidamos con el vivir tan apresurado y no detenerse un poco para valorar lo importante que es ser persona y disfrutar de estar vivo para compartir y que eso al fin y al cabo nos hace ser feliz. Como no va a ser lindo que te den un pedazo de queso o que te ayuden sin ninguna recompensa. Me gustó el homenaje a Chaitén, además las fotos también.

Saludos.

El Guanaco Volador said...

Hola Paola

Magnífica entrada

Dos abrazos estivales